Una de las ventajas de los propietarios de un Tesla es la cada vez más extensa red de supercargadores a lo largo y ancho del mundo. Estos cargadores bajo el nombre de Superchargers están destinados a alimentar a vehículos de la propia marca, sin embargo, no significa que no sean compatibles con otros. Lo que aparenta ser un error de software, está permitiendo que otros vehículos eléctricos se carguen usando estos cargadores. Y, para colmo, gratuitamente.


La guerra de estándares en cargadores de coches eléctricos se ha apaciguado en los últimos años y, al menos en Europa, el Combined Charging System (CCS) se ha normalizado. La idea es normalizar un sólo modo de carga para que se puedan crear estaciones de carga comunes y, en esencia, tener un estándar. Como consecuencia Tesla también ha comenzado a adaptar en Europa sus supercargadores para utilizar el conector CCS.

La exclusiva compatibilidad que no es tan exclusiva

Para entender lo que ha pasado hay que entender cómo funciona la carga de los Tesla mediante un Supercharger. Una de las primeras cosas que ocurre al conectar el coche a uno de estos enchufes es el emparejamiento. El supercargador se comunica con el Tesla y automáticamente reconoce el propietario por lo que puede cobrar el gasto de la carga de la cuenta del propietario del Tesla.

Supercharger

Ahora bien, ¿qué pasa cuando conectas un coche que no es un Tesla? Por alguna razón o error en el software de los Supercharger, el cargador ofrece energía sin requerir el emparejamiento con un coche Tesla. ¿La consecuencia? Coches no Tesla cargándose con el Supercharger sin problema alguno. Que esto sea correcto o no es un debate aparte, el caso es que se cargan de forma gratuita porque, bueno, no hay propietario de Tesla al que cobrarle por esa energía al no haber emparejamiento alguno.

La empresa de alquiler de vehículos eléctricos Nextmove lo probó con varios vehículos eléctricos y publico un vídeo al respecto mostrando cómo lo conseguían sin grandes dificultades:

Como se puede apreciar en el vehículo, el “truco” funciona con varios modelos de coches eléctricos a la venta en Europa. Ellos lo probaron concretamente con ocho: Porsche Taycan, Renault Zoe, Volkswagen e-golf, Volkswagen ID.3, BMW i3, Hyundai IONIQ, Hyundai Kona y Opel Ampera-e.

Al ser un error de software lo más probable es que Tesla los actualice de un momento a otro para impedir la carga sin autorización por emparejamiento. Sin embargo, esto también demuestra de que los Supercharger de Tesla podrían ser utilizados por otros fabricantes también. La cada vez más extensa red no sería complicado licenciarla para que otros modelos de coches eléctricos la aprovechen con, por ejemplo, una cuenta de Tesla por parte de los propietarios aunque no tuviesen un Tesla.

Se ha rumoreado en más de una ocasión la posibilidad de que este tipo de acuerdos se lleven a cabo, sin embargo nunca se ha llegado a un consenso oficial. Parece más viable ver estaciones de carga de terceros (cada vez más caras también) y compatibles con múltiples fabricantes que estaciones propias de cada uno. Tesla de momento va a mantener la exclusividad de sus Supercharger.

Vía | Teslarati


La noticia

Hay quien está usando los Supercharger de Tesla en Europa para cargar gratuitamente coches eléctricos de otras marcas

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Cristian Rus

.

Published On: septiembre 14th, 2020 / Categories: Noticias, Xataka /

Recibe nuestras últimas noticias .

Te enviaremos las últimas noticias gratuitamente.

Consulta nuesta política de privacidad aquí.