La persecución de ciertos contenidos online en China lleva meses acrecentándose. Pero hay un lugar que por el momento está logrando mantenerse fuera del alcance de los censores: Github. El mayor repositorio de código del mundo y punto de encuentro para millones de desarrolladores, comprada por Microsoft en 2018.

A raíz del coronavirus y la misteriosa desaparición de Ai Fen, la doctora de Wuhan que alertó del brote, usuarios chinos se dieron cuenta que era en la plataforma de desarrolladores donde podían encontrar mensajes sin borrar. En el resto de páginas donde buscaban información, que antes estaba ahí, aparecía al cabo de poco tiempo un error 404 indicando que la página había desaparecido.


Github, un dilema para China

Lo describe Weilei Zeng, un joven estudiante de doctorado, a Wired. Muchos de los mensajes que habían sido bloqueados por los censores, habían sido preservados en pequeños repositorios de Github. Junto a otros compañeros de investigación, Zeng apostó por Github como forma de documentarse sobre las noticias de la pandemia sin toparse con el trabajo del ‘Gran Firewall’ de China, nombre popular de la herramienta de censura que utiliza el gigante asiático para evitar que sus ciudadanos puedan acceder a determinados sitios web.

Posteriormente a detectar que Github se mantenía alejado de la censura se crearon varios repositorios para compartir información crítica con el gobierno chino. Es el caso del repositorio #2020nCovMemory, fundada por siete voluntarios y con noticias sobre la actuación del gobierno contra el virus, entre ellas entradas del diario de Fang Fang, que generó una gran polémica por describir cómo fue el confinamiento en la ciudad de Wuhan. Otro ejemplo de repositorio es Terminus2049, con artículos habitualmente censurados como entrevistas con Ai Fen o 996.ICU, con una “lista negra” de empresas que han obligado a sus trabajadores a hacer jornadas ilegales.

Terminus Repositorios como el de Terminus2049 sirven a los activistas para publicar contenido que no sobrepasaría el ‘Gran Firewall’ en otras plataformas.

Encontrar este tipo de documentos y noticias no es tarea sencilla en China. Twitter no es accesible y en el caso de plataformas como WeChat o Weibo, el contenido está muy vigilado. Debido a esto, algunos usuarios han empezado a describir Github como “el último reducto de la libertad de expresión en China”.

Al contrario que las redes sociales, Github sí está disponible en China. Lo que ocurre es que Github utiliza el protocolo HTPPS que encripta todo el tráfico, por lo que China solo dispone de opciones más estrictas: solicitar a Github que elimine manualmente repositorios o directamente bloquear todo Github. No es la primera vez que Github accede a eliminar un contenido concreto, pero el trabajo para aplicar esta censura es mucho más costoso que el habitual con el ‘Gran Firewall’.

Github Github cumple habitualmente con las solicitudes de bloqueo, aunque únicamente se aplican en el país que lo ha solicitado.

China tampoco puede permitirse bloquear Github a la ligera. China es el segundo país del mundo con más proyectos abiertos en Github. En 2017, más de 690.000 usuarios se registraron en la plataforma y de manera equivalente que en el resto del mundo, muchos desarrolladores aprovechan esta herramienta para acceder y compartir trabajos de código abierto.

Debido a la influencia de Github en muchos sectores clave, China mantiene por el momento acceso a la plataforma. Esto ha llevado a que sea precisamente a través de Github por donde se distribuyan ciertos software anti-censura como ‘GreatFire‘.

La presencia de Github pone en jaque los equilibrios de China y plantea un dilema. Por un lado el de controlar la información, por otro el de permitir acceder a información valiosa para fortalecer su sector digital.

Microsoft y su tensa (pero existente) relación con China

La “solución” pasa por una decisión que ya se dejó entrever a finales del año pasado: crear una subsidiaria separada para China. Es decir, una versión oficial de Github para china. Por el momento no hay planes definidos y China ha apostado por crear Gitee, una startup con siete años de vida que el gobierno chino quiere utilizar como base para una gran plataforma nacional.

Gitee Gitee, la plataforma de código abierto que China quiere impulsar frente a Github.

Desde Microsoft comunican que “no tienen planes para establecer una versión en China, en este momento”. Si bien sí existen versiones censuradas de otras plataformas como Bing o LinkedIn. Bing es precisamente un buen ejemplo del estado de las relaciones entre Microsoft y China. Bloqueado a principios de 2019 y restaurado en junio de ese mismo año.

Vía | Wired


La noticia

Github, el inesperado último reducto de libertad de expresión ante el ‘Gran Firewall’ pone en jaque los intereses de China

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Published On: septiembre 9th, 2020 / Categories: Noticias, Xataka /

Recibe nuestras últimas noticias .

Te enviaremos las últimas noticias gratuitamente.

Consulta nuesta política de privacidad aquí.