Son más de cinco décadas de importantes hallazgos científicos. Hasta 2016, el observatorio de Arecibo ha sido el radiotelescopio de apertura fija más grande del mundo, con su enorme superficie del plato de 305 metros, miles de paneles de aluminio perforado y un receptor de 900 toneladas suspendido a unos 130 metros de altura.

Operado por el ‘National Astronomy and Ionosphere Center’ (NAIC) y administrado por la Universidad de Cornell, el observatorio ha sido responsable de importantes descubrimientos como que el periodo de rotación de Mercurio era más corto del que se creía y había capas de hielo en sus polos, obtuvo la primera foto de un asteroide y descubrió el púlsar PSR B1257+12, a través del cual se descubrieron los primeros planetas extra-solares.


Cómo funciona el radiotelescopio de Arecibo

Se recolectan datos radioastronómicos y se observan objetos estelares, pero sin duda el proyecto más singular del gigantesco observatorio es SETI, la búsqueda de inteligencia extraterrestre. Iniciada en los años 70, hasta la fecha no ha logrado detectar ninguna señal clara de vida, pero sí ha sido apoyado por millones de personas, incluida la propia NASA durante los primeros años.

La idea original del Observatorio tiene su origen en el estudio de la Ionosfera. William E. Gordon mandó construirlo cerca del Ecuador para poder observar todos los planetas del Sistema Solar y se eligió el norte de Puerto Rico, en una depresión con grandes sumideros de piedra caliza y rodeada de vegetación.

Arecibo Noche

¿Cómo funciona el radiotelescopio? El objetivo del radiotelescopio es recoger la radiación electromagnética que llega a la Tierra desde el objeto que se quiere estudiar, sea un planeta del Sistema Solar o un objeto estelar situado a miles de años luz. Para ello el telescopio sintoniza la frecuencia y posteriormente procesa todos los datos recogidos para discernir sus propiedades.

La antena esférica convergente de Arecibo es la segunda más grande y curvada del mundo, lo que al final proporciona la capacidad para recoger esta radiación. Esta superficie actúa como espejo, de forma que las ondas planas se reflejan en ella y son enviadas hacia el foco primaria donde se encuentra la antena. Es decir, el enorme plato de 305 metros sirve como paraguas de las ondas que llegan desde el espacio y son rebotadas hacia un punto central. De ahí que a mayor sea el radiotelescopio, mayor área se tendrá de recepción de señales.

A Diagram Of The Arecibo Telescope Diagrama: ResearchGate

El reflector se encuentra en el punto focal, para que lleguen las ondas desde las diferencias posiciones del plato y se filtren aquellas que no incidan frontalmente. Este reflector se encuentra a 132,5 metros de altura y conectado con 18 cables sujetados por tres torres.

El Observatorio de Arecibo opera con ondas de radio entre 50 MHz, con una longitud de onda de 6 metros hasta 10.000 MHz, con una longitud de onda de 3 centímetros. Un total de 26 motores eléctricos controlan la plataforma y controlar la orientación del radiotelescopio, capaz de cubrir una superficie total de aproximadamente 73.000 metros cuadrados.

Asteroide El pequeño asteroide 1989 PB fue la primera oportunidad del radiotelescopio de Arecibo para mostrar sus capacidades. Imagen: NAIC

En nuestra Galaxia, el radiotelescopio es capaz de detectar los débiles pulsos emitidos cientos de veces por segundo desde los púlsares, mientras que desde los confines del Universo reciben las ondas de radio emitidas por objetos a 100 millones de años luz.

Esta precisión ha servido tanto para descubrir detalles sobre los objetos estelares más cercanos, discernir qué nos llega desde los rincones más profundos hasta enviar un pulso de ondas de radio con un mensaje cifrado con información sobre nosotros hacia el cúmulo globular M13, a 25.000 años luz.

Arecibo

El pasado mes de agosto, uno de los cables que sustentaba el receptor cayó sobre el plato principal abriendo una grita de más de 30 metros. Desde ese momento, el radiotelescopio se encuentra en reparación. Esperemos que pronto pueda volver a estar operativo y prosiga su observación del universo.


La noticia

Escuchando al universo para captar vida: así logra el famoso radiotelescopio de Arecibo recibir y enviar señales a millones de años luz

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Published On: noviembre 1st, 2020 / Categories: Noticias, Xataka /

Recibe nuestras últimas noticias .

Te enviaremos las últimas noticias gratuitamente.

    Consulta nuesta política de privacidad aquí.