Uno de los proyectos más ambiciosos de Elon Musk es Neuralink. En pocas palabras, Neuralink es una empresa que aspira a conectar cerebros y ordenadores. Sobre el estado actual de este titánico proyecto no se sabe demasiado, más allá de que el fundador de Tesla y SpaceX asegura que seremos capaces de integrarnos con una inteligencia artificial y hasta de pasarnos música al cerebro, entre otras cosas. Sin embargo, Musk es optimista, tanto que nos ha citado este viernes para desvelar un “dispositivo Neuralink operativo”.

Lo hará el viernes, 28 de agosto, a las 3 PM hora Pacífico, es decir, las 00:00 del sábado (la madrugada del sábado o el viernes por la noche). Será un streaming, por lo que a priori cualquier persona podrá verlo, y el único detalle que el CEO de Tesla ha desvelado es que veremos la versión 2.0 del “robot tejedor” que presentaron el año pasado y que se encargará de coser los hilos que conectarán nuestro cerebro al ordenador.


Tan sencillo como una operación LASIK, dice Musk

Máquina de coser de Neuralink La “máquina de coser” de Neuralink.

Lo del robot tejedor no es una metáfora. El año pasado, Elon Musk presentó un robot que, grosso modo, es una máquina de coser. La idea de Neuralink es coser hilos a lo largo y ancho de la superifice del cerebro que permitan la comunicación con el exterior. Entendámoslos como una especie de implantes, sensores y electrodos de tamaño microscópico. De hecho, los hilos tendrán un tamaño de entre 4 µm y 6 µm (un pelo humano tiene entre 15 y 100 µm)

El año pasado, más o menos por estas fechas, Neuralink explicó que ya habían hecho pruebas en ratones, a los que le habían conectado hasta 1.500 electrodos. La máquina que tenemos sobre estas líneas es, según la compañía, capaz de implantar seis hilos (192 electrodos) por minuto y sin tocar los vasos sangúineos. Estos hilos son flexibles, por lo que se pueden mover con nuestro cerebro y, a priori, reducir la posibilidad de sufrir daños.

Hilos Hilos de Neuralink insertados en un tejido similar al cráneo.

Toda la información recogida por los hilos se transmite a un dispositivo situado en la cabeza, previsiblemente detrás o encima de la oreja. Dicho dispositivo tiene un puerto USB tipo C que se puede conectar a un ordenador para exportar dichos datos para su posterior procesado. El dispositivo que mostraron el año pasado tenía solo puerto USB, pero la compañía dijo que se podría desarrollar un sistema de transferencia inalámbrica.

El año pasado Elon Musk dijo que las pruebas con humanos comenzarían en el último trimestre de 2019

La compañía dijo que las primeras pruebas con humanos comenzarían en el último trimestre de 2019 y que esperaba “tener esto en un paciente humano para finales del próximo año [finales de 2020]”. Una promesa quizá demasiado ambiciosa, sobre todo si partimos de la base de que la FDA tiene que dar los permisos pertinentes y que las primeras pruebas dejaron ver que el sistema no estaba maduro.

Chip Sensor de Neuralink mostrado en 2019.

Allá por 2019, Neuralink aseguró haber hecho 19 trasplantes en ratones con un éxito del 87% y haber registrado la función de 1.500 neuronas. No es una cifra a desechar, ni mucho menos, pero a efectos del cerebro representa lo mismo que una gota en un océano, porque se estima que el cerebro humano contiene unos 86.000 millones de neuronas. Tampoco tenemos constancia de que se hayan hecho pruebas en animales superiores como los monos, aunque Musk dijo que “un mono ha sido capaz de controlar un ordenador con su cerebro” durante la presentación del año pasado.

Sea como fuere, Elon Musk siempre ha sido optimista con sus proyectos, tanto que no ha dejado de despegar cohetes hasta que ha conseguido que uno llegue a la Estación Espacial Internacional. El empresario ha llegado a decir que la implantación del chip y la “costura” de los hilos “no es como una operación mayor, sino una especie de equivalente a una operación como LASIK (Laser Assisted in Situ Keratomileusis)”. Esta operación lleva haciéndose más de 20 años y en ella se usa láser ultravioleta para corregir problemas como la miopía o hipermetropía.

En respuesta a un usuario que le ha preguntado en Twitter cómo de cerca está el procedimiento de ser tan sencillo como LASIK, Elon Musk ha dicho que “todavía está lejos de LASIK, pero podría estar muy cerca en unos pocos años“. Estas palabras dejan ver que a la tecnología de Neuralink todavía le queda camino por recorrer, pero tocará esperar al viernes para saber qué tiene Musk entre manos y qué avances se han conseguido durante este año.

Qué busca conseguir Neuralink

Ia

Aunque conectar el cerebro a una máquina pueda sonar un poco al argumento de ‘Transcendence‘, la película en la que Johnny Depp se transfiere a un ordenador y se integra con una IA omnipotente capaz de materializarse en el mundo real, lo cierto es que el objetivo de Neuralink es un poco más “mundano”, entre comillas.

El principal objetivo es “conseguir una simbiosis con la inteligencia artificial” sin que el humano “se quede atrás”. El propio Musk ha dicho en alguna ocasión que “creo que incluso en un escenario en el que la IA sea benigna, nos quedaremos atrás. Por eso creo que dotarnos con una interfaz cerebro-máquina de alto ancho de banda nos ayudará a permanecer por delante”.

Otro objetivo es “eventualmente implantar dispositivos en humanos parapléjicos permitiéndoles controlar teléfonos y ordenadores“. El propio Musk dijo en Twitter que “debería ser posible crear una derivación neural desde la corteza motora hasta los microcontroladores en grupos musculares y restaurar el movimiento incluso si alguien tiene una médula espinal completamente cortada”. Objetivos ambiciosos donde los haya, pero muy a largo plazo, al menos por lo que sabemos hasta ahora.

Por otro lado, Musk dijo en el podcast de inteligencia artificial de Lex Fridman que Neuralink podría “curar muchas enfermedades relacionadas con el cerebro“, mencionando algunas como el “autismo” o la “pérdida de memoria”. Sin embargo, este objetivo tiene poco que ver con la idea inicial de Neuralink, que recordemos es “conseguir una simbiosis con la inteligencia artificial”. También ha mencionado en alguna ocasión la posibilidad de controlar la producción de hormonas para usarlas en nuestro favor.

Pero sea como fuere, por el momento son solo palabras y promesas. Elon Musk y Neuralink, a falta de conocer los avances y nuevos datos que puedan dar este viernes, todavía tienen camino por delante para conseguir una interfaz humano-máquina no invasiva que nos integre con la inteligencia artificial. Tocará esperar.


La noticia

Elon Musk mostrará el viernes un “dispositivo Neuralink operativo”: esto es lo que sabemos hasta el momento

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.

Published On: agosto 26th, 2020 / Categories: Noticias, Xataka /

Recibe nuestras últimas noticias .

Te enviaremos las últimas noticias gratuitamente.

Consulta nuesta política de privacidad aquí.