La tinta de impresora tiene fama de cara. Allá por 2013 la artista Celeste Watson dijo que era más barato comprar 200 mililitros de Chanel Nº5 que la misma cantidad en tinta de impresora, y nuestros propios cálculos lo corroboraron.

Han pasado cerca de siete años desde entonces, así que en Xataka nos hemos propuesto ver qué pasado en todo este tiempo con el precio de la tinta. ¿Sigue siendo el mítico perfume de Chanel más barato? Es más: ¿es la tinta de impresora más cara que el oro líquido? Comprobémoslo.

El precio de un litro de tinta según marca, modelo y color

Tinta

Para hacerlo, hemos consultado los precios oficiales de los cartuchos más comunes tanto de HP como EPSON, dos grandes marcas de impresoras. Hemos tenido en cuenta lo que costaría imprimir 1.500 páginas según el estándar ISO/IEC 24712, teniendo en cuenta que hay varios tamaños de cartuchos y que, por lo tanto, se puede conseguir cierto ahorro con ellos:

Cartucho

Páginas por cartucho

Volumen del cartucho en ml

Coste unitario

Cartuchos necesarios

Volumen de tinta total en ml

Coste total

HP 301 NEGRO

190

3

19,99 €

8

24

159,92 €

HP 301 TRICOLOR

165

3

24,99 €

10

30

249,90 €

HP 301 XL NEGRO

480

8

40,99 €

4

32

163,96 €

HP 301 XL TRICOLOR

330

6

40,99 €

5

30

204,95 €

HP 62XL NEGRO

600

12

45,99 €

3

36

137,97 €

HP 62XL TRICOLOR

415

11,5

51,99 €

4

46

207,96 €

La conclusión que podemos sacar con HP es que, para imprimir 1.500 páginas, necesitamos gastar de 137,97 a 163,96 euros con tinta sólo negra. Y si queremos imprimir a color hay que sumar también los precios de los cartuchos correspondientes, llegando a gastar de 345,93 a 409,82 euros.

La subida de precio respecto a lo que vimos con los cartuchos HP 364 de 2013 es evidente. Aunque hayamos pasado a comprar un sólo cartucho con todos los colores, el total se ha duplicado en el caso de la tinta negra y ha subido un 50% en el caso de tinta negra y a color.

Los cartuchos con la tinta más barata son los 62XL, mientras que los más caros son los 301. Es algo que no se puede elegir a la hora de comprar, porque cada cartucho es compatible con modelos concretos de impresoras. Depende de la que tengas deberás comprar unos cartuchos u otros.

Si hacemos una regla de tres y miramos el precio de la tinta de esos cartuchos por litro, nos sale un rango de precios de 3.832,50 a 6.663,33 euros para un litro de tinta negra. Si además añadimos los cartuchos a color (agrupados por mismo modelo), ese rango de precios pasa a ser de 4.218,66 a 7.589,26 euros. Comparemos esos precios con los de otros líquidos supuestamente caros en un gráfico:

Grafico

Hagamos los mismos cálculos con los cartuchos de tinta de Epson. De nuevo, tenemos en cuenta los precios oficiales de su web:

Cartucho

Páginas por cartucho

Volumen del cartucho en ml

Coste unitario

Cartuchos necesarios

Volumen de tinta total en ml

Coste total

EPSON 29XL negro

470

11,3

24,19 €

4

45,2

96,76 €

EPSON 29XL pack

450

30,5

78,60 €

4

122

314,40 €

EPSON 603XL negro

500

8,9

30,24 €

3

26,7

90,72 €

EPSON 603XL pack

350

20,9

83,25 €

5

104,5

416,25 €

EPSON 16XL negro

500

12,9

23,17 €

3

38,7

69,51 €

EPSON 16XL pack

450

32,4

77,59 €

4

129,6

310,36 €

En este caso, para imprimir 1.500 páginas con tinta negra usando cartuchos Epson puede costarnos de 69,51 a 96,76 euros dependiendo del modelo de cartucho que necesitemos acorde con el modelo de impresora que tengamos. Como los cartuchos de color también se venden con el color negro el cálculo para imprimir las 1.500 páginas a color es más sencillo: de 310,36 a 416,25 euros. Los cartuchos 16XL son los que salen más baratos.

¿Y cuánto cuesta un litro de tinta Epson? Pues tras hacer la regla de tres nos sale que un litro de tinta negra nos cuesta de 1.796,12 a 3.397,75 euros. Si nos pasamos al color, el rango pasa a ser de 2.394,75 a 3.983,25 euros. Parece que el litro de tinta Epson sale más barato que el de HP, añadámoslo al gráfico anterior para comprobarlo:

Grafico Hp

¿Y por qué es tan cara la tinta?

Es una pregunta que podemos hacernos con cierto enfado si dependemos de esos cartuchos para hacer nuestro trabajo, ¿verdad? Lo cierto es que se lleva muchos años haciendo esa pregunta, y hay argumentos al respecto. Scott Williams, profesor de química en el Instituto de Tecnología de Rochester, afirmó en 2018 en un artículo de la agencia de consumo estadounidense que solemos subestimar los esfuerzos que hay detrás de la creación de los cartuchos de tinta.

Entre esos esfuerzos figuran el encontrar el la composición adecuada para el pigmento de tinta que los clientes quieren, y que éste pueda aguantar el que una impresora dispare miles de microgotas “con una precisión tremenda” sobre el papel. Además la tinta resultante tiene que ser capaz de secarse rápidamente, tiene que ser resistente al agua y tiene que evitar que el papel en el que se imprima se enrolle.

María Zaragoza, Directora de Marketing y Comunicación de Epson Ibérica, también comenta esos motivos y añade que el trabajo de buscar la tinta adecuada debe hacerse paralelamente con la fabricación de la impresora:

“Nuestros cartuchos de tinta se fabrican en entornos de salas limpias, lo que asegura que nuestra tinta permanece en todo momento libre de agentes contaminantes como partículas de polvo, las cuales podrían tener un impacto negativo en la impresión final, y desde Epson invertimos grandes cantidades en I+D para garantizar que nuestras formulaciones de tinta mantienen una línea de mejora continua año tras año”

Las compañías suelen perder dinero con cada impresora vendida, pero lo recuperan con las ventas de cartuchos

En Business Insider también nos señalan una razón comercial: las compañías suelen perder dinero vendiendo las impresoras, dinero que recuperan con los beneficios de la venta de los cartuchos. Además, para que no usemos cartuchos no oficiales con tinta reciclada, las compañías incluyen chips en sus cartuchos originales en el que van actualizando el firmware (hasta 900 veces al año según esa misma fuente) y así poder detectar fácilmente si un cartucho no es oficial para no aceptarlo en las impresoras.

Hay que tener en cuenta, por último, que la calibración y mantenimiento de los cabezales de las impresoras de inyección de tinta suelen requerir tinta. Así que no usaremos toda la tinta de un cartucho para imprimir en papel: también la gastamos manteniendo la salud de la propia impresora.

La nueva variedad de tamaños y el ahorro de las suscripciones

Cartuchos Tinta

Aunque hicimos los cálculos con un sólo modelo de cartuchos de cada marca en 2013, vimos que los precios de un litro de tinta rondaban los 2.200 euros. En 2020, un litro de tinta equivalente nos cuesta como mínimo 2.394,75 euros y puede llegar a costar 7.589,26 euros. Depende de los cartuchos que necesitemos pero hay como mínimo una ligera subida, que queda en buena parte amortizada si tenemos en cuenta la inflación desde 2013: los 2200 euros de entonces son ahora 2.278 euros. Sólo podemos decir que hay una bajada de precio si nos ceñimos al litro de tinta negra de Epson, y si además lo comparamos con los precios que obtuvimos en 2007 la subida es más acusada.

También, desde 2013 ha habido un cambio que no podemos ignorar: ahora también hay planes de suscripción a cartuchos de tinta bajo demanda. Instant Ink de HP, por ejemplo, tiene planes cuyos precios varían en función de las páginas que queramos imprimir cada mes. Hay incluso uno gratuito si no necesitas imprimir más de 15 páginas al mes, de modo que técnicamente y esperando lo suficiente podrías llegar a conseguir un litro de tinta gratis (los gastos de envío de 5€ por pedidos pequeños nos lo fastidiarían).

Suscripciones a tinta bajo demanda como HP Instant Ink rebajan fuertemente el precio, aunque debes imprimir mucho para eso

Si en cambio nos suscribiéramos al plan más alto de Instant Ink, con el que podemos imprimir 700 páginas mensuales por 19,99 euros al mes, podríamos conseguir un litro de tinta por mucho menos dinero. Nuestros cálculos anteriores nos decían que para imprimir 1.500 páginas necesitábamos gastar al menos 137,97 euros. En el caso de 700 páginas sería alrededor de la mitad, unos 69 euros, pero si imprimimos todo eso en un mes nos sale por sólo 19,99 euros. El precio del litro vuelve a depender del modelo de impresora que tengamos, pero el ahorro es evidente. Cuanto más imprimamos, más barato lo tendremos.

Algo similar ocurre con ReadyPrint de Epson, con planes que parten de los 1,99 euros mensuales si quieres imprimir 30 páginas en ese periodo de tiempo o 14,99 euros mensuales si no quieres límite de páginas.

Más que Chanel Nº5, pero menos que el oro

Chanel 5

Recuperemos la comparativa con otros líquidos preciosos una vez ya hemos hecho todos los cálculos. 200 ml de Chanel Nº5 cuestan 210 euros, de modo que un litro del ansiado perfume nos costará 1.050 euros. Ni siquiera el litro de tinta negra de Epson, que es lo más barato que hemos podido encontrar por 1.796,12 euros, baja de ese precio. Sí, la tinta de impresora es más cara que el Chanel Nº5:

Grafico

¿Y el oro líquido? Sabemos que un litro de oro equivale a 19,3 Kg del material por su densidad, y mientras escribo estas líneas el precio del oro ronda los 52.998 euros. Por lo tanto, un litro de oro líquido nos costaría más de 1.022.000 euros en el momento de escribir esto. La tinta de la impresora es muy cara, pero no tanto. De momento.

Imágenes | Muillu, Chuttersnap, Lucas Benjamin, Miguel Andrade, Lucas Benjamin


La noticia

Comprar un litro de tinta de impresora en 2020 te cuesta más que un litro de perfume de lujo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Miguel López

.

Published On: octubre 3rd, 2020 / Categories: Noticias, Xataka /

Recibe nuestras últimas noticias .

Te enviaremos las últimas noticias gratuitamente.

Consulta nuesta política de privacidad aquí.