Si pensamos en promociones y hacer dinero en redes sociales, seguramente nos vengan a la mente cuentas con cientos de miles de seguidores. Es algo cada vez más habitual, y en los últimos años hemos visto cómo las marcas cada vez se apoyan más en los influencers para publicitar sus productos.

De todos modos, no es necesario tener un gigantesco número de seguidores para conseguir que los anunciantes inviertan dinero en tu contenido. En Bloomberg han hablado con varias cuentas de Twitter que están consiguiendo hacerlo, y son perfiles con unas cifras bastante humildes.

Contenido viral y el poder de la unión

Es el caso de @BirdExecutive, una cuenta que actualmente tiene 8.100 seguidores y que es propiedad de Blake Forbes, un estudiante de 20 años de edad que reside en Austin (Minnesota).

Como vemos, son bastantes seguidores, pero es una cifra muy modesta si la comparamos con cuentas que tienen decenas de miles, cientos de miles o millones de seguidores. A pesar de no estar en el Olimpo de los influencers, Forbes asegura que ya ha conseguido llevar a cabo varias campañas con marcas, que le han proporcionado desde 30 a 200 dólares.

Cuentas que no llegan a los 10.000 seguidores

Si analizamos su perfil de Twitter, veremos que está plagado de memes y bromas que empiezan la mayoría de las ocasiones con “cuando” o “yo”. También, como no puede ser de otra manera, uno de sus gags recurrentes tiene que ver con el 2020 y lo complicado que está siendo este año.

Recordamos que tiene poco más de 8.000 seguidores, pero algunos de sus tweets han llegado a conseguir más de 145.000 retweets o 356.000 likes (como el ejemplo de la apisonadora que aparece debajo).

Para conseguirlo, Forbes se apoya en cuentas de amigos para compartir este contenido. Conjuntamente suman decenas de miles de seguidores y, gracias a esta estrategia, consiguen que muchos tweets se vuelvan virales.

Un “extra” para conseguir algo de dinero

Reconoce que “no es una forma de ganar mucho dinero”, y asegura que es “sólo un extra”. Un dato a tener en cuenta es que la mayoría del contenido que comparte no es de su propiedad y, en algunos casos, tampoco es el autor de los memes. Volviendo al tweet de la apisonadora, esta imagen fue compartida por @meowshee tres semanas antes que él.

Anthony Trucco trabaja a tiempo completo como analista de negocios para Northrop Grumman, pero en sus ratos libres se dedica a crear contenido viral centrado en un personaje muy conocido: Bob Esponja.

Trucco actualmente tiene 6.500 seguidores en su cuenta de Twitter y más de un millón en su cuenta de TikTok. Es conocido (sobre todo) por tomar clips de Bob Esponja, los edita y les agrega canciones de artistas tan famosos como Drake o Sleepy Hallow.

En su caso, cuenta a Bloomberg que ha llevado a cabo una campaña con Ocean Galaxy Light, un producto que proyecta luces en el techo de tu casa y que también cuenta con un altavoz Bluetooth.

Parsa Khademi es una de las personas detrás de la web de Ocean Galaxy Light, y se encarga de buscar tweets virales para ofrecerle una oportunidad de promocionar su producto. Estas campañas pueden oscilar entre los 20 y los 60 dólares.

Khademi afirma que con cada promoción pueden llegar tres o cuatro pedidos (el producto cuesta 50 dólares). Desvela las cifras del mes de julio, y asegura que gracias a Twitter han conseguido entre 7.000 y 8.000 dólares de beneficio. También hacen lo propio en Facebook e Instagram, y en total generaron 35.000 dólares de ventas ese mes.

Aquí el punto delicado es que estos acuerdos se hacen fuera de Twitter, sin tener en cuenta las políticas publicidad de la plataforma y sin pasar por el proceso de aprobación que exige la red social.

Imagen 9 9 20 12 43 Pegada

Deberían aparecer marcados como una campaña publicitaria, aunque Twitter no se dedica a buscar actualmente a cuentas que hagan este tipo de operaciones, aunque actuarán si son denunciados por otros usuarios.

Estos ejemplos demuestran que en las redes sociales hay espacio para campañas lejos de las grandes cuentas y de los influencers del momento. Será interesante ver si las plataformas estarán más atentas y deciden investigar este tipo de acuerdos, perseguir estas campañas conjuntas de viralidad o si simplemente piden que sean marcadas como anuncios.


La noticia

Bro, sos famoso: hay marcas que pagan a tuiteros por responder a sus virales con una mención (en lugar de publicitar su Instagram)

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Santi Araújo

.

Published On: septiembre 9th, 2020 / Categories: Genbeta, Noticias /

Recibe nuestras últimas noticias .

Te enviaremos las últimas noticias gratuitamente.

Consulta nuesta política de privacidad aquí.